El Sueño Recurrente Que Cambió

Updated: May 13, 2018

¡Hola! Te doy la bienvenida al blog de Presencia en Conexión. Aquí compartiremos nuestros escritos, videos, música, recomendaciones y más.


Esta es mi primera publicación y me da gusto poderte compartir algo que se siente bastante significativo. La historia empieza con un sueño recurrente.


Desde hace años tengo un sueño recurrente. Siempre es algo así:


Estoy de vuelta en la escuela (a veces la preparatoria, a veces la universidad, o alguna combinación de ambas) y he cometido algún error. Grave. Estoy apenas cayendo en cuenta de que no asistí a una clase durante todo un semestre o año. O a varias clases. Muchas veces ni siquiera sé cuál es mi horario ni a dónde tengo que ir y no sé en dónde conseguir esa información.


También suele haber un maestro o maestra a quien estoy a punto de decepcionar (a veces es el Sr. Hager, que era el maestro de música en mi secundaria y me caía muy bien).


A veces hay algún examen final inminente para el cual no estoy preparado en lo más mínimo, o un proyecto final que tengo que entregar, el cual no he ni siquiera iniciado y no tengo idea de cómo hacer.


También suelo descubrir, por si fuera poco, que debo muchos libros a la biblioteca y que tienen meses o años de retraso (y ni siquiera sé si aun los tengo). Y siempre estoy consciente, de una forma u otra, de que no podré graduarme con mi clase, o de que tendré que repetir el año, o de que mi padre estará sumamente decepcionado, o de que tendré que asistir a la escuela de verano—siempre hay alguna consecuencia terrible que se avecina.


Ese ha sido mi sueño recurrente. Casi todas las noches. Durante años y años.


Claro, hay mucho que podríamos analizar del sueño. Y lo he estado haciendo. Tengo una profunda presión internalizada de 'ser el mejor', 'hacer un buen trabajo' etc. Incluso ahora, al escribir esto, la siento actuando, preguntándome si lo que estoy escribiendo es suficientemente bueno. Pero no ahondaré en eso ahora, porque hace un par de noches sucedió algo inaudito: el sueño cambió.

Por primera vez, me importó muy poco mi situación. Generalmente en el sueño me siento horrible. Estoy preocupado, estresado, confundido, juzgándome a mi mismo y desconcertado de que yo—yo que soy tan buen alumno, tan diligente y consciente—pudiese haber cometido un error tan grande.


Pero esta vez me sentí diferente. Recuerdo cómo miré el proyecto final que estaba a punto de entregar. Eran un par de páginas escritas a mano y engrapadas, con correcciones por todas partes. Recuerdo que pensé, "Wow, esto es sumamente mediocre. Bueno, ni hablar..."


En el sueño, era plenamente consciente de que lo que había hecho (faltar a una clase durante todo un año) y lo que estaba a punto de hacer (entregar un pésimo trabajo final) tendría consecuencias terribles para mí. Pero estaba bien con eso. ¡Estaba bien!


Incluso ahora, mientras escribo esto, sigo impactado por la magnitud de ese cambio.


También recuerdo que en el sueño, el maestro a quien iba a 'decepcionar' era alguien a quien admiraba, pero que realmente no me caía muy bien como persona. Era bastante arrogante. Así que no me sentía tan mal de decepcionarlo.


Esto se siente como un nuevo capítulo para mí, y se lo atribuyo a la constante auto-consciencia, retroalimentación y reflexión en las que vivo porque practico Circling todo los días, facilitando sesiones en línea en CircleAnywhere o sesiones privadas, además de otras prácticas que hago regularmente como diálogo de voces y meditación tradicional.


Es una vida de práctica que me lleva a continuamente explorar mis límites y me ayuda a verme a mi mismo a través de los ojos de los demás. Esto me tiene en una transformación constante que incluso es capaz de tocar algo tan arraigado en mi psique como lo es un sueño recurrente. Eso no está nada mal.

0 views
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

© 2018 Presence in Connection